“Tu oración ha sido oída” (Capítulo 2)

Portada el caso de CornelioLas palabras más alentadoras y dichosas que Cornelio pudo haber oído (solo mejoradas por las palabras que lo volvieron salvo, Hechos 11:14) fueron las palabras dirigidas por medio del ángel en aquella sorpresiva visión que él exprimento justo cuando él oraba (Hechos 10:4). Una pregunta que es satisfactoriamente respondida en esta lección es si Dios no oye a los pecadores (Cf. Juan 9:31; 1 Ped.3:12), ¿Como fue posible que el Señor escuchará las oraciones de Cornelio?.

Para descargar la lección clic en las letras siguientes:

Tú Oración ha sido Oída (Capitulo 2)

Cornelio, el Gentil que Temió a Dios

Portada el caso de CornelioCasi cada vez que los escritores del Nuevo Testamento traen a consideración la vida de un Centurión Romano en interacción con el Cristianismo muchas buenas cualidades son enumeradas o enfatizadas. Tal fue el caso del Centurión de Capernaum cuya fe llegó a maravillar a Jesús (Mat.8:5-13). El Centurión que defendió a Pablo en el Naufragio (Hechos 27: 43-44) y otros más.  Cornelio el Centurión de Cesárea es mencionado por Lucas con grandes atributos y costumbres morales conductivas para orquestar un plan divino para hacerle oír a él y a los suyos el evangelio (Hechos 10). El hermano James D. Bales analiza cada una y desafía al Cristiano a poseerlas. Esta es la primera de ocho lecciones que nos ayudarán a ampliar nuestro conocimiento de no solo el caso bajo el cual la fe fue primeramente introducida al mundo Gentil bajo la era de los apóstoles, sino a reconocer como lo hizo el apóstol Pedro en las palabras de apertura, [“En verdad comprendo que Dios no hace acepción de personas, sino que en toda nación se agrada del que le teme y hace justicia” — Hechos 10:34-35″] que el Señor tiene un plan maravilloso para salvar a todas las personas del mundo cuyo corazón este preparado para recibir su palabra con buena disposición y humildad.

Para descargar la lección favor de hacer clic en las letras de abajo:

Cornelio, El Gentil que Temió a Dios (Capitulo 1)

 

El Caso de Cornelio (Introducción) por James D. Bales

Portada el caso de CornelioIniciamos un volumen provechoso más a la cuenta entre los libros de buenos y talentosos autores Cristianos que tuvimos, que se han adelantado en el camino de todos, pero que nos han dejado sus escritos fruto de sus diligentes investigaciones en los diferentes temas de la Biblia. James D. Bales fue un estudiante vigoroso de las Escrituras y un militante contra las enseñanzas de los ateos, comunistas y personas de la amplia esfera denominacional.

El primer escrito que vertí de Bales al Castellano fue un fragmento de uno de sus libros apologéticos bajo en título: “Porque Creo en Dios” en 1998. Pueden localizar ese trabajo en alguna otra parte de este mismo blog. Ahora tengo el honor de compartir este buen libro que él escribió en el año de 1964. El tamaño original de 5 x 11 de 100 páginas se volverá menor en el tamaño que usamos para imprimir entre nosotros 8 x 11 que reducirá el numero de páginas al final. Contiene 8 Capítulos con una especie de resumen al final. De lo único que puedo reclamar es haber agregado el diseño de la portada con una fotografía del típico Acueducto que sobrevive  a la ciudad antigua de Cesárea sobre las costas del Mar Mediterráneo.

Herodes el Grande queriendo congraciarse con Augusto Cesar quien le había asignado el territorio de Judea, la reconstruyó levantando un espectacular Puerto semicírculo que daba la bienvenida a los navegantes. Se cree que era el puerto mas grande de toda la Costa Este del Mediterráneo. Un anfiteatro Romano para la diversión de los habitantes, una Hipódromo para la competencia de carrera de caballos, una estatua colosal donde se rendía culto a Cesar Augusto, un Palacio adjunto al Mar y el Acueducto que transportaba agua hacia un extremo deseado. Se asume que la erosión continua del golpeo del agua en ese lugar junto alguna avalancha de olas gigantescas ocurridas en un pasado desconocido terminaron con el esplendoroso puerto que una vez existió. Cesárea del Mar o Cesárea Marítima como se le conocía pasó a ser cede de los procónsules Romanos a partir del año 6 D. C. Ahí estuvo radicado el Centurión Romano Cornelio (Hechos 10:1-5, 25-28), Desde ahí Pablo zarpó en sus distintos viajes por Mar para difundir el evangelio, y desde ahí fue enviado para ser juzgado en Roma (Hechos 23:23-24).

Para descargar las primeras paginas introductorias favor de hacer clic en las letras de abajo:

El Caso de Cornelio (Introduccion) por James D. Bales

El Predicador: ¿Amigo o Enemigo? (Capítulo 11)

la-obra-del-predicador-es-tabajar-por-thomas-h-hollandEl autor analiza aquí una problemática mas de las que habitualmente enfrentan los predicadores. El ha seleccionado esta area para discutirla por separado. En en el material no solo se identifica el problema sino también se ofrecen oportunas y sabias soluciones. No es ningún descubrimiento que los predicadores tengan enemigos, predicando bajo la linea del deber, pero que el predicador sea “su propio” enemigo a través de los rasgos de la inmadurez o los sentimientos mal dirigidos puede ser y menudo es catastrófico. Una lección perspicaz de la rica y generosa experiencia de uno que ha dedicado mas de 60 años a la predicación del evangelio. Agradecidos que podemos evaluar parte de nuestra experiencia a la luz de uno que entiende y plantea como salir adelante sin tener que arriesgarse a ser derrotado en tiempos de adversidad.

Para descargar la lección favor de hacer clic en las letras de abajo:

El Predicador ¿Amigo o Enemigo (Capitulo11)

 

Áreas Problemáticas Especiales (Capítulo 10)

la-obra-del-predicador-es-tabajar-por-thomas-h-hollandCuatro áreas de potencial conflicto son detectadas y analizadas por el autor en relación a lo que un predicador generalmente enfrentará en su obra. Una de ellas Tom Holland la llama “Las secuelas de la luna de miel” partiendo del hecho comparativo que los cónyuges matrimoniales experimentan en los años posteriores a su boda. El predicador suele tener el mismo periodo de “encanto y emoción” en las primeras etapas de su trabajo en la congregación a donde llega o inicia su obra. Luego vendrán las realidades y la reacción que el manifestará sera determinante para su siguiente etapa de asentamiento y progreso paciente o decepción amarga y pensamientos negativos de abandonar la obra.

Para descargar el material favor de hacer clic en las letras de abajo:

Areas Problematicas Especiales (Capitulo 9)

 

La Familia del Predicador (Capítulo 9)

la-obra-del-predicador-es-tabajar-por-thomas-h-hollandDespués de dos décadas y media dedicadas a la predicación, puedo asegurar (como lo puede hacer cualquier otro hermano en la misma circunstancia) que la asignatura del matrimonio y la familia es la más importante después de la verdad misma que se proclama para el éxito o fracaso de un predicador del evangelio. La elección de la esposa quien junto al marido gobernarán el hogar es pieza crucial en el fundamento de lo que significa ser un buen obrero del Señor.

Recuerdo cuando estaba decidido a dedicarme  a la predicación, escribí cartas a 3 predicadores maduros, 2 anglos y uno hispano,  solicitando consejería acerca de lo que ellos consideraban útil para mi en aquel tiempo  a mitad de mis 20´s años. Los hermanos coincidieron en señalarme la importancia de saber eligir una clase de esposa que estuviera dispuesta al sacrificio de la comodidad y la “buena vida” por el amor a las almas perdidas y por la verdad del evangelio. La hermana Eula Farmer dirigió una carta después de casarme enviándole decir a mi esposa: “La vida de una esposa de un predicador suele estar rodeada de sacrificios y desafíos, pero siempre será una vida bien recompensada“.

Completamente consciente de este hecho, cuando escribí mi primera de dos observaciones sobre la predicación, titulada: “Observaciones de una Decada de Predicación” en Septiembre-Diciembre de 2002 señalé que los varones que aspiran a predicar debieran asegurarse en “Elegir una Esposa piadosa y dedicada”. Si alguien quisiera leer ese escrito aquí esta:  https://elexpositorpublicasiones.files.wordpress.com/2014/08/observaciones-de-una-decada-de-predicacion1.pdf.

Si no es fácil encontrar una buena esposa (Prov.18:22), lo es aun más una el encontrar a la clase de mujer que esté dispuesta a sobrellevar el trabajo que envuelve la predicación y dispuesta a cooperar con la enseñanza que imparte su marido.

Estamos encantados en ofrecer el siguiente capítulo titulado: “La Familia del Predicador” donde el autor, el hno. Tom Holland pone a nuestra disposición toda su rica experiencia y amplia sabiduría para mostrarnos la relevancia que tiene semejante desición de ser la esposa y compañera de un predicador. Estoy seguro que disfrutaran de la lectura amena de esta porción del libro tanto como yo al vertirlo al Castellano, a la misma vez que sus sugerencias y observaciones me confortan en el hecho que me siento agradecido con la clase de esposa y compañera de vida que elegí para tan grande empresa como lo siempre ha sido la gloriosa predicación del Señor que cambia el destino de las almas de que la obedecen.

Descarguen el material enumerado haciendo clic en las siguientes letras:

La Familia del Predicador (Capitulo 9)

El Expositor Mayo-Junio 2017

El Expositor Mayo-Junio 2017La edición del tercer bimestre analiza tres interesantes y bien necesitadas preguntas que competen a nuestro entendimiento. En medio generaciones que constantemente están cambiando y buscando estilos de vida “alternos”.  Tratando de vivir sin “ataduras” o restricciones morales de ninguna clase, es común escuchar falsos reclamos hacia la Biblia y justificaciones o tolerancias hacia el pecado o (el quebrantamiento de la ley de Dios). Escribiendo sobre los mas depravados, el apóstol Pablo exclamo, “Profesando ser sabios, se hicieron necios, y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible. Por lo cual también Dios los entrego a la inmundicia…Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entrego a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen… no solo las hacen, sino que también se complacen con las que las practican” (Rom.1:22, 23, 24, 28, 32). Nunca ha sido fácil sobrellevar a tales personas que no respetan  los principios de Dios. Los Cristianos hoy debemos mantener nuestra conducta correcta a la misma vez que denunciamos en base a lo que enseña la Palabra de Dios, todo pensamiento y acción contraria a la voluntad del Señor. En un medio ambiente de semejante inmoralidad al que vivimos en nuestros tiempos, de Lot el hombre piadoso de la antigüedad dice que: “abrumado por la nefanda conducta de malvados (porque este justo, que moraba entre ellos, afligía cada día su alma justa, viendo y oyendo los hechos de los inicuos de ellos)” (2 Ped.2:7-8).

Para descargar la revista (1.23 MB) favor de hacer clic en las letras de abajo:

El Expositor Mayo-Junio 2017