El Expositor Marzo-Abril 2018

El Expositor Marzo-Abril 2018Disponible una edición mas de la revista electrónica. Los artículos tomados de una serie de fuentes tienen sus propios méritos para ser incluidos. Asuntos como la predicación y los requerimientos que se deben tener entre los varones que nos dedicamos a ella nunca se han agotado o debieran pasar desapercibidos por los buenos estudiantes de la Palabra de Dios. Esta vez, las sugerencias y experiencia viene del hno. Melvin Curry, quien se ha dedicado por 65 años productivos a la predicación, ademas de su trabajo como profesor de colegios y otros centros de enseñanza pública. El Tema del Matrimonio es uno similar. No hay quien pueda reclamar estar graduado de semejante relación humana y la sabiduría del hno. Sewell Hall nos hace recordar que todos debemos tener espacio en nuestro entendimiento y vida para seguir desarrollando aquellas cualidades que nos hacen ser buenos cónyuges y facilitar uno al otro el papel dado por Dios. Y finalmente viene el articulo del hno. Wayne Jackson sobre la Paternidad de Dios y como se describe en los diferentes sentidos en la Biblia.

He tenido la fortuna de seguir por mas casi tres décadas los escritos de estos autores Cristianos a lo largo de sus publicasiones en diversas revistas para las que han escrito y nunca he dejado de reconocer y aprender de su sabiduría y finos artículos. Cada uno ha ido a predicar al extranjero (Europa y África en el caso del hno. Sewell), Europa y las Filipinas en el caso del hno. Curry. Cada uno tiene su talento para predicar, enseñar y escribir. De manera que estoy compartiendo con nuestros lectores lo que ha sido una bendición para un servidor, esperando que lo que me ha edificado a mi pueda edificarlos también a ustedes.

Para descargar la revista de un peso de 1.3 KB clic en las siguientes letras:

El Expositor Marzo-Abril 2018

 

Anuncios

El Testimonio de Sus Enemigos

EEl Testimonio de Sus Enemigos (2)docxs común que los Cristianos intenten argumentar algunos de los fundamentos de sus creencias en Dios, Jesús y la Biblia como fuente inspirada de revelación apelando a varios medios de investigación. Pero los escritos del pasado hechos por autores imparciales considerados como fidedignos en los círculos históricos también pueden aportar evidencia a nuestra fe a través de sus negaciones e imputaciones falsamente lanzadas. Tal es el caso de la cita de Cornelio Tácito,  (55-120 D.C.) el historiador de Bitinia quien en intercambio con Plinio el Gobernador de Bitinia, trato de informarle del gran incendio de Roma en el verano del año 64 D.C. Aunque Tácito no culpó a Nerón, otros historiadores del primer siglo si lo hicieron como Suetonio, Dión Casio entre otros.

Por años desde mis días en la Universidad y joven estudiante de la Historia Universal me interesaba escuchar a los profesores hablar del Imperio Romano y particularmente de la interacción de Cristianos en sus territorios. Cuando una vez el profesor habló del gran incendio que devastó la mayor parte de Roma y sus palacios imperiales y la culpabilidad que Nerón lazó sobre los Cristianos, él en seguida aclaró que tal imputación habría sido injusta y calumniosa cuando todas las investigaciones apuntaban al mismo nefasto y depravado Emperador.

He preparado el primero de una serie de artículos históricos que competen a nuestras raíces desde los mismos tiempos del primer siglo de la era Cristiana. Para descargar el material de 4 páginas favor de hacer clic en las letras de abajo:

El Testimonio de Sus Enemigos por Armando Ramírez

 

El Espíritu Santo: Su Personalidad, Naturaleza y Obras por H. Leo Boles

El Espiritu Santo Su Personalidad y Obra por H. Leo BolesHenry Leo Boles (1874-1946) fue un predicador, maestro de Biblia, escritor, debatidor y Cristiano talentoso que sirvió a Su Señor en la mejor de sus capacidades. Escribió Comentarios detallados sobre Mateo, Lucas y Hechos. Todos están vertidos al Castellano por un equipo editorial elegido por Gospel Advocate. Pero quizás la obra que más le distinguió fue su esplendido y muy completo volumen titulado: El Espíritu Santo: Su Personalidad, Naturaleza y Obras en 1942.

Estoy compartiendo únicamente un fragmento (el capitulo 1 de 22). El volumen tiene derechos de autor y no podremos proceder a vertir todo el volumen sin su permiso concedido. Algo que hasta ahora no ha sido posible. Es admitido por muchos que este volumen sobre la tercera persona divina de la Deidad es uno de los mejores estudios no inspirados escrito por un autor Cristiano. El hermano Boles traza sus estudios del Espíritu Santo desde su actividad en el Antiguo Testamento en la Creasion hasta su papel mas notorio en la revelación del Nuevo Testamento. El toca con abundante respaldo Bíblico aspectos como la morada, los dones, y los frutos del Espíritu Santo. Dedica capítulos a lo que significa la blasfemia contra el Espíritu Santo. La adoración y el Espíritu Santo. El Espíritu Santo en la Conversión. y el Espíritu Santo en la Santificación.

Para descargar este único fragmento favor de hacer clic en las siguientes letras:

El Espiritu Santo (Capitulo 1)

 

Las Trágicas Perdidas de David por Wayne Jackson

Las Tragicas Perdidas de DavidToda la vida de David (y no únicamente su extenso y exitoso reinado) es una materia de estudio apasionante y lleno de lecciones para el provecho espiritual de muchos de nosotros. Por su historia corren desde emocionantes hazañas como la bien conocida victoria sobre Goliat (1 Sam.17:1-57), la inquebrantable amistad entre David y Jonatán superando las pruebas más severas del escrutinio (1 Sam.18:1-5; 20:1-42), o las incursiones estratégicas militares de David entre los Filisteos, Jebuseos, Amonitas, Edomitas, Sirios y sus respectivas victorias sobre ellos. Esta fue la razón por la que Jehová no le permitió tomar sus manos en la edificación de Su Templo. El había sido un guerrillero imbatible “Tú has derramado mucha sangre, y has hecho grandes guerras; no edificarás casa a mi nombre” (1 Cron.22:8). David fue encontrado único entre todos los reyes del Antiguo Israel ser proclamado rey de ambos, la tribu de Judá y de Israel totalizando 40 años en el poder (2 Sam.5:4-5).

Sin embargo, justo cuando la fortuna, el poder, la fama y el respeto de muchos pueblos le favorecía, “Y Jehová dio la victoria a David por dondequiera que fue” (2 Sam.8:6, 14), los momentos de ociosidad junto a su debilidad carnal se unían para tenderle una trampa a su integridad y rectitud moral. David aunque siempre diligente como máximo jefe militar, un día decidió darse su propio descanso y quiso dejar en las manos de sus siervos de confianza los asuntos militares (2 Sam.11:1-2). Fue en ese momento que sobrepaso la privacidad de una mujer mientras se bañaba. Cuando sus mensajeros le informaron que esa mujer pertenecía un hombre, (estaba casada) con Urías, uno combatiente de su ejército,  David fue incapaz de controlarse así mismo y respetar a la mujer casada. Su impulso carnal ya le había ganado junto a su orgullo (su éxito era tan notorio y admirable que se atribuyó así mismo la facultad de adueñarse aun de la mujer de su prójimo (11:4-5). Para entonces el pecado había corrido por las pasiones de David como agua sobre el río “sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido. Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz al pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz a la muerte” (Stg.1:14-15).

Pero un sólo pecado necesita ser cubierto para evitar su publicidad, así que David emite otra orden a sus mensajeros para colocar al frente del fragor de la batalla a Urías “para que sea herido y muera” (v.15). Cuando los pronósticos siniestros de David se cumplieron, su viuda lamentó su deceso y ella pasó a ser mujer del rey (vv. 26-27). El enojo de Jehová no se hizo esperar y Natán viene para contarle cuan despreciable a sido su proceder en la alegoría del hombre rico que descaradamente despoja de la única corderita que un hombre pobre tenía (12:1-9). Por supuesto que David protesto pronto contra la injusticia a la misma vez que sentenciaba su propia cabeza. Pero su sangre se pudo ir a sus pies cuando Natán le dijo: “Tú eres aquel hombre” (v.7).  Tal como había sido la mano de Jehová sobre David para bendecirlo ahora su furor estará sobre él, su familia, y su nación (vv. 11-12).

No obstante, aunque David había perdido la razón y el control sobre sus pasiones, no perdió la humildad y la sensibilidad ante sus propios equivocas iones. No comenzó a “racionalizar” o “justificar” su necia conducta. El pudo haber comenzado una larga y argumentativa defensa de si mismo “la mujer que me diste por compañera me dio del árbol, y yo comí” (Gen.3:12), “la mujer de Urías me tentó con su imprudencia“, “Aunque rey, soy como todos los hombres con sus deseos”, “mi esposa no me comprende”, etc. Sencillamente David no buscó alternativas de ninguna especie, vió sus pecados tan claros como un cristal y dijo “Pequé contra Jehová” (1 Sam. 12:13). Sus pecados lo hicieron sentir sucio, manchado e índigo y algunas veces “repugnante” ante si mismo (Salmos 51:1-10). El pecado avergüenza y duele al que lo comete. David fue víctima de sus propios deseos no controlados. Podemos percibir que David no pudo controlar y manejar sus propios éxitos (los cuales Dios le concedió) y estos se volvieron contra él. Pero ahora que la espada de la ira de Dios lo ha atravesado (2 Sam. 12:10), David a recuperado su humildad, ha vencido su orgullo y esta arrepentido desde todas sus entrañas. Él sabe que en esta condición Dios no lo despreciará “Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado; Al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios” (Sal.51:17).

Cuando los acusadores de la mujer sorprendida en el mismo acto de adulterio se habían examinado así mismos y se habían marchado del lugar heridos por la conciencia que ellos mismos también habían ofendido a Dios con algunos de sus actos, Jesús le dijo a la mujer “Ni yo te condenó; vete, y no peques más” (Juan 8:11). Hay esperanza y perdón en aquellos que confiesan sus pecados y se apartan, pero entre quienes lo encubren “no prosperará” (Prov.28:13). El Proverbista separa entre el hombre que “siempre teme a Dios” y el que “endurece su corazón” (v. 14).

David aprendió amargamente las lecciones de su extravió. El perdió a su hijo (el que tuvo con Betsabé), perdió la paz de su hogar (Amón su hijo, durmió con Tamar, su hija), Absalón su otro hijo vengó la humillación contra su hermana y mató a Amón, el ejercitó de David mató a su sublevado hijo intentandole despojarlo del trono, y con el paso del tiempo, David entregó el trono a su hijo Salomón. Que el pecado tiene muy altos costos!! Así lo indican las desafortunadas decisiones de David. Aunque el alcanzó el perdón de Dios, David nunca pudo recuperar la reputación, la estimación y el respeto de todos los Israelitas.

Descarguen el artículo de Wayne Jackson haciendo clic en las letras siguientes:

Las Trágicas Pérdidas de David por Wayne Jackson

El Factor Decisivo por Ken Green

El Factor Decisivo por Ken GreenKen Green ha tocado con bastante claridad el tema que lo verdaderamente decisivo y trascendental no son las exhibiciones de poder, sabiduría u otras habilidades que algún Cristiano pudiera tener, sino la calidad de su corazón y los verdaderos motivos por los que hace esto o aquello en su vida y servicio. Ante uno quien no juzgó según las apariencias (cf. Mat.22:16; Jn.7:24) es inútil intentar encubrir motivos insinceros o mezquinos. A los Corintios conducidos notoriamente todavía por las obras de la carne tales como los celos, las contiendas, y las disensiones (1 Cor.3:3-7) Pablo los desafío con estas preguntas:  ” Porque ¿quién te distingue? ¿o que tienes que no hayas recibido? Y si lo recibiste, ¿por que te glorias [“jactas”– LBLA] como si no lo hubieras recibido?” (1 Cor.4:7).

El apóstol hace ademas una advertencia que a la venida del Señor la obra de cada uno quedara al descubierta “Así que, no juzguéis nada antes del tiempo, hasta que venga el Señor, el cual aclarará también lo oculto de las tinieblas, y manifestará las intenciones [“los propósitos”–VM] de los corazones; y entonces cada uno recibirá su alabanza de Dios” (4:5).

De manera que verdaderamente imprescindible determinar desde ahora en nuestro propio corazón ser absolutamente sinceros en nuestro servicio que le rendimos a Dios, aprovechando todos los talentos que El nos ha dado para trabajarlos para Su honra y gloria.  Es sin duda parte de la madurez espiritual a la que debiéramos aspirar en la vida de cada uno. Tal como el apóstol la recomendó al joven siervo Timoteo al escribirle, “Pues el propósito de este mandamiento es el amor nacido de corazón limpio, y de buena conciencia, y de fe no fingida” (1 Tim.1:5).

Para descargar el artículo clic en las siguientes letras:

El Factor Decisivo por Ken Green

 

El Expositor Enero-Febrero 2018

El Expositor Enero-Febrero 2018La primera edición del año 2018. Esta vez hemos incluido 4 relevantes artículos que se toman de diferentes fuentes disponibles. Revista, boletines y el Internet. Hay pocas publicaciones digitales para leer en Español en materia de boletines o revistas y por lo tanto procuraré mantener esta revista electrónica bimensual (a partir de 2016) para el provecho espiritual que algunos buenos lectores puedan tener.

Tengo la oportunidad de recibir cada mes una serie de materiales a los que estoy subscrito que no puedo sentirme cómodo si no puedo compartir algunos de los artículos mas destacados que leo y publicarlos en la revista. Se espera que cada tema produzca en los lectores Cristianos una fe mas profunda, una convicción mas plena y un deseo más resuelto en cumplir con la voluntad del Señor en todas Sus encomiendas. Para descargar el material favor de hacer clic en las letras de abajo:

El Expositor Enero-Febrero 2018

Un Estudio Básico sobre la Fe por Hugh Fulford

Un Estudio Básico sobre la Fe por Hugh FulfordUno difícilmente puede llegar al total entendimiento de los aspectos básicos del Nuevo Testamento. Asuntos como la fe, el bautismo, la gracia de Dios, etc., parecen ser de tal magnitud o significado que no parecemos ver algún día cuando nos sentíamos haber llegado a la profundidad de sus realidades o al limite de sus implicaciones.

El hermano Hugh Fulford de quien he vertido al Castellano algunos de sus muchos bien sazonados escritos por las pasadas dos décadas, escribió este articulo sobre La Fe en el verano pasado y lo comparte con muchos que así lo solicitan a través de su lista de contactos en el correo electronico. El también es un columnista de largo tiempo para la revista impresa: The Spiritual Sword (publicación cerca de cumplir medio siglo en circulación) y ocasionalmente también escribe para la revista: Gospel Advocate. El hno. Fulford tiene una experiencia de 60 años en la predicación y un abundante conocimiento de las Escrituras resultados de sus esfuerzos en estudiar, predicar, escribir e impartir conferencias especiales.

Para descargar el articulo de 2 hojas tamaño carta (llamada legal en algunos países) hacer clic en las letras de abajo.

Un Estudio Básico de la Fe por Hugh Fulford